La signatura de las Flores de Bach
 
Elaboracion de las Esencias Florales por Solarización
 
Resistencia al Cambio
 
Triangulo de la Salud
 
Ese no es mi problema
 

terapia floral

que son las esencias florales

Terapeuta Gloria Barrera Muñoz

¿Qué son las esencias florales?

Las esencias florales son extractos sutiles líquidos, que se toman generalmente por vía oral y que sirven para ahondar temas profundos relativos al bienestar emocional, el desarrollo del Alma y la salud mente-cuerpo. La terapia floral involucra la aplicación de esencias florales en el contexto global de un mejoramiento de la salud, es una forma de nutrir y obtener la salud con las fuerzas benéficas de la naturaleza.

La esencia floral es un campo energético sutil, mantenido en una alcoholatura (agua-alcohol), por lo que también es correcto utilizar el nombre de “elixir floral” en lugar de esencia, que colocado en el campo energético sutil de otro ser vivo actúa por resonancia vibracional, armonizándolo. Sólo actuará la esencia floral que encuentre receptividad vibracional en el receptor, por lo que sí se utilizan esencias “equivocadamente”, no producirán ningún efecto diferente al del placebo.

¿Cómo funcionan las esencias florales?

La esencia floral una vez incorporada en el cuerpo, gracias a su característica vibracional, entra en contacto con el cuerpo energético del paciente y viaja por él a través de los meridianos de acupuntura y se dirige a los chakras y órganos energéticos, donde producirá su efecto, que se manifestará inicialmente en los estados emocionales y posteriormente, y dentro de lo posible, en la materia.

Si bien es cierto que lo anterior es complejo, en la práctica lo que ocurre es que cada flor posee una cualidad característica, como puede ser el coraje, en el caso del Mímulo, y al ser dada a un ser con temor, éste la incorporará hasta que el coraje desplaza el temor. Supongamos que tenemos una habitación oscura y queremos iluminarla. Para ello, nos disponemos a colocar luces diferentes en cantidades pequeñas (por ser tan sutiles) hasta iluminar toda la habitación y no nos ocupamos de tratar de sacar la oscuridad, pues eso sería imposible.

Bach lo expone claramente de la siguiente manera : “La prevención y curación de la enfermedad se logrará descubriendo lo que falla en nosotros y erradicando ese defecto con el recto desarrollo de la virtud que lo ha de destruir. No combatiendo el mal, sino aportando tal cantidad de la virtud opuesta, que quedará barrido de nuestras naturalezas”.

¿Cuáles son las diferencias entre la terapia floral, la alopatía  y la homeopatía?

La alopatía dedica su interés al plano físico, y a una enfermedad del cuerpo al que opone con un fármaco, esto es, combate por opuestos antagónicos.

En cuanto a la homeopatía, atiende al postulado de “Ley de semejanzas” y “ataca” a la enfermedad con una millonésima parte de esa misma enfermedad para erradicarla, tratando a la persona en su conjunto. Por otro lado la homeopatía se basa en preparados de origen tanto vegetal como animal mientras que las Esencias Florales son sólo de origen vegetal.

Las Esencias Florales van dirigidas más a la parte emocional que será el causante de los problemas físicos. El sistema floral no ataca el defecto, como la alopatía, ni elimina el problema como la homeopatía sino que reemplaza el defecto con la virtud opuesta a éste. Esta corrección se realiza a través del cuerpo etéreo o sutil (emocional), y se logra de tal suerte mayor amplitud de la conciencia.

Decía Bach; “Busquen los conflictos mentales no resueltos en la persona, denles el remedio que supere el conflicto y toda la esperanza y estimulo, entonces la virtud que está en su interior, ella, por sí misma hará el resto…”

¿Las esencias florales pueden sustituir a los medicamentos? ¿Tienen contraindicaciones?

Definitivamente NO. Las esencias florales se pueden tomar con cualquier otro sistema, tanto alopático como natural, no interfiere en absoluto con otros sistemas y es un gran complemento.

En cuanto a las contraindicaciones, hay que decir que las flores en algunos casos actúa de “acelerante” por ejemplo cuando elaboramos una crema para el acné es fácil que el paciente al ponerse la crema tenga una erupción cutánea importante, eso no es mala señal y debería de seguir poniéndose la crema, lo normal sería que al bajar la intensidad ya no tuviera más problemas. Eso sucede con otras cuestiones, en general que intensifique el proceso a tratar. No siempre ocurre pero hay que tenerlo en cuenta.

Por otro lado, si tomamos demasiadas esencias (más de 6), pueden resultar ineficaces pues quizás sean demasiados temas los que surgen, o los cambios se hacen con más rapidez de lo que podemos tolerar, en ocasiones una transformación psicológica rápida o nuestra resistencia a ella, puede producir una sensación física no placentera, cansancio, erupciones cutáneas, dolor de cabeza, etc., dichas reacciones son en general de corta duración y pueden indicar la conveniencia de reevaluar la combinación de esencias florales

Si yo me hiciera de estas esencias ¿Podría, digamos, “automedicarme”?

Uno de los sueños de Bach era que todo el mundo tuviera en su botiquín sus remedios florales, y a medida que los necesitara se los fuera tomando. En la practica y aunque no sea un sistema muy complejo si que es necesario tomarse las flores adecuadas para cada caso, nuestro propio malestar puede inducirnos a no tomar las más acertadas con lo que no nos proporcionarán el efecto deseado. Uno de los principales motivos de fracaso en esta terapia es la mala utilización de las esencias. Es recomendable acudir a un terapeuta, incluso si nuestro conocimiento en esta terapia es grande, ya que nuestro propio problema puede inducirnos a errar en la elección de las esencias.

¿En cuánto tiempo se pueden notar los efectos al tomar esencias florales? ¿Y si no notamos ningún efecto?

Algunas personas informan haber obtenido resultados en forma inmediata. Otros no parecen notar diferencia alguna y pueden percibir sólo algunos cambios leves en su bienestar y sus estados emocionales después de un período de tiempo considerable. La mayor parte de las personas responden a las esencias en un nivel que estaría en la mitad de esta escala. Los efectos de las esencias son sutiles y acumulativos, es raro que alguien experimente una catarsis o una transformación inmediata. Las esencias obran día a día, en forma gradual de dentro hacia afuera. Resulta crucial tener paciencia, respaldada por consistencia y regularidad, para que las esencias sean efectivas.

No hay un tiempo fijo para experimentar cambios, dependerá en gran medida de nuestra sensibilidad, del tiempo que llevemos con el problema y del problema en sí mismo. Si en el periodo de un mes no se notaran cambios sería interesante reevaluar las esencias que se están tomando.

Si no notáramos efecto alguno podría ser debido a diferentes factores: que el caso sea muy crónico y necesite más tiempo; que el paciente esté muy cerrado a solucionar su problema y bloquee el efecto del tratamiento o sencillamente que no esté tomando las Flores adecuadas a su caso.

¿Cómo se sabe las flores que hay que tomar y con qué frecuencia?

Lo normal es que el terapeuta haga un estudio del paciente y a través de algunas preguntas intuya que flores son las adecuadas en cada caso, cuales son las prioritarias, a lo largo del tratamiento puede necesitar reevaluar esas esencias e ir cambiándolas a medida que el paciente note sus efectos y haga cambios.

Hay otros métodos que con mayor o menor eficacia sustituyen a la entrevista, como la Kinesiología, las cartas, la numerología, etc.

En cuanto a la frecuencia, ésta la indicará el Terapeuta Floral ó Profesional.

Para las Flores de Bach, la dosificación tradicional es de 4 gotas 4 veces por día. Eso sería lo “normal”. El hecho de tomar más de la cuenta no supone ningún problema, es decir no hay riesgo en absoluto de intoxicación por sobredosis.

A criterio de quien las haya indicado, hay un amplio campo de elección.

Hay sistemas como el Bush Australiano, donde las esencias se toman a la mañana y al atardecer, 7 gotas cada vez, y se preparan a su vez con 7 gotas de cada esencia, por frasco gotero de 20 a 30 ml.

¿Es necesario estar enfermo para tomar las esencias florales? ¿Niños y ancianos pueden también tomarlas?

No necesariamente. Casi todas las personas tenemos actitudes y sentimientos negativos, que generan una determinada energía, que actúa en contra nuestra.

Este hecho constituye en sí mismo un conflicto, cualquier desarmonía puede materializarse más adelante en una patología física, emocional o mental.

Ayudando a corregir esta tendencia negativa contribuimos a prevenir el desarrollo de enfermedades, ayudándonos además a ser mejores personas.

Ancianos y niños pueden tomarlas, además en estos últimos son de gran efectividad ya que ellos no tienen, sobre todo cuando son muy pequeños, patrones de conducta tan marcados ni tantos conflictos a nivel emocional.

¿Existen riesgos si nos pasamos de la dosis prescrita? ¿Son compatibles con otro tratamiento?

No hay riesgo de sobredosificación en ningún caso. De hecho es preferible que se repita una dosis a que se olvide de tomarla.

Efectivamente son compatibles con otros tratamientos, ya que la cantidad de plantas o flores que llevan es a nivel prácticamente homeopático y esa cantidad no puede interferir con ningún medicamento ni con ningún producto natural.

Guía y uso de las flores de Bach

Cada una de las 38 remedios descubiertos por el Dr. Bach ayudan a equilibrar una característica o estado emocional negativo en particular, por ejemplo: el miedo, la falta de confianza, etc.

Para seleccionar flores sólo necesita pensar en qué tipo de persona es y cómo se siente. Después sólo necesita tomar las flores de Bach que necesita.

A continuación encontrará una lista de las 38 remedios y sus indicaciones. Para mayor información sobre los estados emocionales que abarcan cada una de las flores, pulse sobre la flor que le ha interesado. Puede ser que, primero, le ayude la lectura de algunos estudios de caso, para ver cómo funcionan las flores. 

Agrimony - Tortura mental detrás de una cara alegre.

Aspen - Para el miedo o la ansiedad de origen desconocido.

Beech - Intolerancia.

Centaury - personas serviciales que no saben decir 'no'.

Cerato - Personas que buscan siempre la opinión de los demás.

Cherry Plum - Miedo a perder el control, histeria.

Chestnut Bud - incapacidad de aprender de los errores.

Chicory - Amor egoísta y posesivo.

Clematis - Soñando con el futuro sin prestar atención al presente.

Crab Apple - La flor limpiadora. Odia su apariencia.

Elm - Abrumado por la responsabilidad.

Gentian - Desánimo y abatimiento tras un contratiempo.

Gorse - Desesperanza y derrotismo.

Heather - Egocentrismo y preocupación por si mismo.

Holly - Odio, envidia y celos.

Honeysuckle - Vivir en el pasado.

Hornbeam - Cansancio ante el pensamiento de hacer algo.

Impatiens - Impaciencia.

Larch - Falta de confianza.

Mimulus - Miedo de cosas conocidas.

Mustard - Profunda tristeza sin razón.

Oak - Personas incansables que superan el punto de agotamiento.

Olive - Agotamiento tras un esfuerzo físico o mental.

Pine - Culpa

Red Chestnut - Excesiva preocupación por los seres queridos.

Rock Rose - Terror y miedo extremo.

Rock Water - Abnegación, rigidez y auto-represión.

Scleranthus - Incapacidad de elegir entre alternativas.

Star of Bethlehem - Shock, conmoción.

Sweet Chestnut - Angustia mental extrema cuando todo se ha intentado y no hay esperanza.

Vervain - Exceso de entusiasmo.

Vine - Dominante e inflexible.

Walnut - Protección al cambio e influencias no deseadas.

Water Violet - Orgullo e indiferencia.

White Chestnut - Pensamientos no deseados y argumentos mentales.

Wild Oat - Incertidumbre sobre la propia dirección en la vida.

Wild Rose - Deriva, resignación y apatía.

Willow - Autocompasión y resentimiento.

El sistema original también incluye una fórmula de crisis para emergencias. Muchos fabricantes ofrecen otras combinaciones de flores pre-mezcladas, pero tienden a ser ineficaces porque no se han elegido de forma personalizada.